Por una biodiversidad más segura

 

Rosalva Soto Veloz

 

 

 

La biodiversidad biológica está amenazada por prácticas inadecuadas del hombre y por el cambio climático, por tal motivo y para contrarrestar este daño acumulado por años surge un proyecto que responde al nombre de “Un enfoque paisajístico para conservar ecosistemas montañosos amenazados” con el objetivo de proponer un cambio en función de salvaguardar y conservar los refugios de la biodiversidad. Las acciones se desarrollan en cuatro sistemas montañosos: Guaniguanico, Guamuhaya, Bamburanao y Nipe-Sagua-Baracoa; por un grupo de especialistas, entre ellos, del Instituto de Investigaciones Agro-Forestales (INAF), en los que se implementan corredores biológicos para propiciar la integración de áreas protegidas con el entorno donde se encuentran las comunidades y actividades productivas.

Este proyecto facilita una mayor interacción con los productores, estrecha las relaciones entre los mismos y los especialistas involucrados. Con su implementación aumenta la capacidad de los ecosistemas de generar bienes y servicios, mejora el bienestar social y eleva la capacidad de adaptación al cambio climático.