La densidad de la madera

 

 

 

Introducción

La densidad de la madera es la característica física que relaciona, en las especies maderables, el peso con el volumen. En tal sentido, son utilizadas con diferentes fines cuatro tipos diferentes de densidades:
Densidad verde: Peso de la madera recién cortada por unidad de volumen (kg/m3 ó g/cm3). Se emplea para calcular el peso total de los vehículos especializados empleados para extraer la madera del bosque, a fin de considerar ese elemento en la determinación de la resistencia que deben tener los caminos y obras de fábrica por donde ellos transiten.
Densidad seca al aire: Peso de la madera por unidad de volumen (kg/m3 ó g/cm 3) una vez que la humedad de la madera ha alcanzado el nivel de equilibrio con la humedad ambiental. Se emplea para la identificación, de conjunto con otras propiedades, los posibles usos a los que se puede destinar.
Densidad seca al horno: Peso de la madera por unidad de volumen (kg/m3 ó g/cm3) una vez que ha perdido completamente su contenido de agua. Se emplea para definir, de conjunto con otras propiedades, los posibles usos a los que se puede destinar.
Densidad básica: Relación entre el peso anhidro de la madera con respecto a su volumen verde (kg/m3 ó g/cm 3). Se emplea para convertir el volumen verde en biomasa seca, con el objetivo de determinar sus cualidades energéticas, el contenido de carbono de la biomasa y otros aspectos.

La base de datos que se presenta contiene valores de esas cuatro variables para más de dos mil especies forestales arbóreas, algunas de las cuales son también utilizadas como frutales. En algunos casos que se identifican, la densidad básica presentada es calculada a partir de su relación física con la densidad seca al aire, empleando para ello un modelo de regresión lineal simple.

Tabla Ver